Noticias

¿Ya tuviste varicela? Te contamos todo acerca de esta enfermedad

La varicela es una enfermedad típica de la niñez. Es posible que muchos de nuestros lectores recuerden una época en su vida en la cual su cuerpo se cubrió de 'ronchas' o pequeñas ampollas que les provocaban comezón y tenían como orden específica evitar rascar estas ampollas. La varicela es una infección viral de la misma familia del virus del herpes, es de fácil contagio y por ello cuando un niño enferma es común que todos sus amiguitos padezcan al poco tiempo la infección. El contagio de la varicela se da por medio de los líquidos que expiden las ampollas o 'ronchas' al rascarlas, aunque también puede existir contagio por medio de los fluidos (saliva, líquidos lubricantes de los aparatos reproductores de ambos sexos o el semen). Sin embargo, las personas se convierten en foco de contagio únicamente uno o dos días antes de que aparezcan las ampollas y lo continúan siendo hasta que las ampollas forman una costra y comienzan a 'secarse'. El hecho de que el contagio llegue a darse aún cuando las 'ronchas' no han aparecido hace que puedan darse brotes entre los familiares, amigos, compañeros del trabajo o de la escuela, pues la persona desconoce que es portador del virus. A pesar de que la mayor parte de los casos de varicela se dan en niños menores de 10 años, es posible que la enfermedad sea contraída en la etapa adulta. La varicela rara vez tiene complicaciones serias y con la llegada de la vacuna contra la enfermedad los casos han disminuido de manera importante, igualmente la intensidad de la varicela se ve mermada en estos casos.

La varicela es una enfermedad que aunque se da típicamente en niños, puede atacar a toda la población. Es producto de un virus y provoca la aparición de ronchas por todo el cuerpo.

Aunque la varicela no es una enfermedad peligrosa es posible que pueda llegar a serlo, si una persona con el sistema inmune debilitado llega a contraer el virus es posible que presente complicaciones serias. La mayor parte de los niños con un sistema inmune débil han sido expuestos a tratamientos como la quimioterapia o los esteroides.

¿Cuáles son los síntomas de la varicela antes de que aparezcan los brotes?

La mayoría de las personas que enferman de varicela tienen síntomas antes de que las 'ronchas' hagan su aparición. Estos síntomas pueden ser fácilmente confundidos con otras enfermedades o ser desatendidos por lo comunes que resultan, pues son la aparición de fiebre o dolor de estómago.

Aparición de los brotes

Regularmente las 'ronchas' hacen su aparición entre 10 y 21 días después de que la persona se infectó con el virus. En promedio un niño puede generar de 250 a 500 ampollas que se reparten por todo el cuerpo y tienen una 'vida' de uno o dos días, posteriormente se vuelven grises y forman costras.

Es común que las ampollas aparezcan en grupos. Muchas veces las primeras ampollas se dan en la cara o en la boca y después se extienden al resto del cuerpo. Puede que también salgan 'ronchas' en la vagina y el pene y deben cuidarse de la misma forma que las que aparecen en el resto del cuerpo.

Las personas que tienen problemas en la piel pueden llegar a desarrollar miles de ampollas, la mayoría de ellas no generan cicatrices a menos que se infecten con bacterias. Las baterias pueden llegar a las 'ronchas' por medio del rascado, infectando las heridas.

¿Cómo se diagnostica la varicela?

El médico debe hacer una revisión de las ampollas para determinar si se trata de varicela o de alguna otro infección que provoque brotes en la piel. Por lo regular, las ampollas en el cuero cabelludo son las que confirman el diagnóstico de varicela.

Es importante que las personas sepan que deben evitar a toda costa rascarse las ampollas y reventarlas, además se recomienda que se use ropa cómoda, suelta y lisa para evitar episodios de comezón incesante, así como tomar baños de agua tibia con poco jabón y probar tomar baños de avena o de almidón de maíz para aliviar un poco la piel de la picazón.

Las personas que tengan varicela deben evitar ingerir medicamentos con ácido acetilsalicílico e ibuprofeno, pues podrían traerles complicaciones. Los enfermos de varicela deben llevar el tratamiento que su médico les indique, ello con el fin de evitar problemas posteriores o reacciones adversas.

Más noticias